Hay muchos motivos para elegir Lanzarote, nuestra mágica isla – donde durante todo el año se disfruta del sol y una agradable temperatura- de pequeño tamaño, pero con gran corazón. La gente es amable, acogedora y siempre dispuesta a ayudar y compartir con entusiasmo el encanto de esta isla.

De este a oeste y de norte a sur, tanto en el mar como en el interior, Lanzarote posee una gran variedad de paisajes. Acantilados espectaculares, cuevas escondidas, playas de limpia arena, océano cristalino, espectaculares formas volcánicas, donde se produjeron las últimas erupciones entre 1730 y 1736, creando increíbles paisajes lunares.

¿Dónde mejor para escapar del estrés y la rutina de la vida cotidiana? Aquí podrá encontrar paz, tranquilidad y belleza en abundancia. La isla es especial, a la vez que segura.

Sus limpias playas invitan a jóvenes y no tan jóvenes, su cristalino océano produce pescado fresco a diario. Puede relajarse, nadar, surfear y bucear disfrutando de sus fondos marinos.

Tenemos los paseos más sorprendentes donde estará en paz con la naturaleza. A menudo el único signo de vida que encontrará serán las cabras con su pastor. Los paisajes son únicos y se sentirá en la cima del mundo.

Puede divertirse en las zonas turísticas, y disfrutar de la diversión nocturna en los diferentes clubs, casinos, bares, música y shows en vivo, restaurantes de alta cocina o hamburgueserías, todo a su alcance.
Por el tamaño de la isla, no existen largas distancias. Usted estará alojado en una de nuestras maravillosas villas en el corazón de la isla en pleno campo, y a sólo un corto trayecto de la toda la “acción” que desee.

Nuestros alojamientos tienen un alto nivel de calidad, excelente cuidado y limpieza. Junto a la sensación de seguridad que ofrece la isla, hacen de nuestro producto un maravilloso lugar para pasar y disfrutar de sus vacaciones.